lunes, 7 de septiembre de 2009

El rincón de Don Santiago: Hoy, LOS MASOVIAJES!!

Queridos y queridas! Después mi sonada ausencia debido a un trasnochador trabajo en la radio, he decidido que la gallina vuelva a cacarear con lo mejor de sus colaboradores. Atención porque Don Santiago vuelve a la carga con su personal opinión sobre el mundo y su fino sentido del humor. Hoy nos introduce al maravilloso mundo de lo que él denomina LOS MASOVIAJES!


LOS MASOVIAJES

Mi hija Ana (no es la única que lo hace) establece una distinción entre turistas y viajeros. Ella es viajera.

Estaba yo esperando, para escribir este comentario, el regreso de mis tres hijos de sus destinos veraniegos (Tailandia,Cuba y Mexico respectivamente y por este orden) por si sus últimas experiencias cambiaban algo mi fobia a esos desplazamientos a países tan lejanos. (Cada año eligen lugares de éste tipo: Vietnam, India, Costa Rica…..).

Bueno pues no, no he cambiado de opinión pese a que uno de ellos, el hijo, ha ejercido de turista, es decir, ha ido a hoteles reservados de antemano y se ha movido en medios de transporte normales y contratado las actividades deportivas.

Los tres en general me han dicho que lo han pasado muy bien (menos mal).

A semejantes aventuras más propias de Marco Polo o de Ali-Bei que de urbanitas corrientes yo les llamo MASOVIAJES por el puntillo pelín masoca que tienen.
Esto incluye a turistas y a viajeros y no hago distinciones.

Hablemos de la especie “viajero”.

Los preparativos de un masoviajero empiezan con vacunas preventivas de exóticas enfermedades (lo que no les libra de frecuentes “cagarrinas” por comer o beber cosas inadecuadas en lugares poco limpios). Se ocupan luego de pasaportes, visados, dinero de bolsillo en moneda local y un largo ceremonial.
En el caso de mis hijos el ceremonial incluye comentarnos a su madre y a mí a donde piensan ir, con la anticipación suficiente para que yo, sufridor profesional, me empiece a preocupar con tiempo y a enterarme como está la zona de tornados, tifones, olas gigantes y golpes de estado.

De noticias de ellos puedes olvidarte, pues no hay coberturas , los teléfonos fijos son caros, los horarios no coinciden,… “para que te voy a llamar si estoy bien”, …. etc.

Suelen elegir los masoviajeros el vuelo barato de compañías extrañas con varias escalas en diferentes países y horarios raros, con el consiguiente riesgo de varias pérdidas de equipaje (mochilazas por lo general).
De cualquier forma , un viaje de 12, 14 ó 24 horas de avión (si hay esperas entre transbordos) no se los quita nadie a sus martirizadas piernas, sin contar los desajustes del sueño por cambios de horario y el mal cuerpo que se queda tras tan antinatural experiencia.

El masoviajero solo asegura antes de salir el lugar donde dormir la primera noche, dejando para un posterior descubrimiento morboso donde se alojará el resto del viaje.
Recurre, con información de nativos, a casas particulares, cabañas en la selva, pensiones y algún hotel. Suele disfrutar en esos sitios de la compañía de insectos y animalejos diversos.

Se mueve por el país en destartalados trenes y autobuses, alquila motos, sube en carrillos tirados por una versión actualizada de los esclavos, come monótonos menús (arroz-pollo-cerdo) y sueña con tortillas de patata.
Si tiene mucha suerte, en otros lugares el arroz-pollo-cerdo, puede convertirse en frutas-pescado- marisco (pocos y según la zona).

Sacan muchas fotos. En las que aparecen personas, los protagonistas son sonrientes habitantes del lugar (niños por lo general) que rodean al viajero.
En algunas aparecen paisajes o edificios que suelen ser bellos y/o curiosos (dependiendo de la habilidad del fotógrafo) pero no tan bellos como se pueden ver en las postales ó Internet -viva Google Earth - sin salir de casa, por lo que estoy convencido que la motivación principal del viajero no debe ser hacer fotos, como no sea por la satisfacción de aparecer en ellas, como demostración de su presencia en el lugar.

La globalización del turismo, permite hoy día establecer contactos personales en tu propia ciudad con chinos, armenios, suecos…., por lo que tampoco descubres como son esas gentes solo yendo tu a visitarlos tan lejos.

Ya se que lo que escribo puede aparecer como raro (lo cual me encanta) y que la mayoría de las personas no opinan eso (mi mujer tampoco), de otra forma no se lanzarían a “sufrir” e incluso pedirían créditos para viajar, pero por lo que a mí respecta nos vamos éste año en cómodas etapas a Hospital de Orbigo (cerca de Astorga) y a Oviedo, con intención de estar tranquilos, descansar y comer bien.

Nos quedan por descubrir un montón de sitios cercanos.

Que Ulises os proteja, aventureros amigos.

Don Santiago

En Barcelona, verano de 2009 (primer año de la crisis)

8 comentarios:

Bea dijo...

Gran sapiencia rodea a estos comentarios, aun así.... viva Cuba y el resto de paises que aun he de descubrir!!!!!

Muaaaa
Bea

Ana Joven dijo...

Efestivi-wonder, Don Santiago supura sabiduría ancestral por todo el cuerpo, pero es mi deber defender también los viajes de incertidumbre, mochileo y poca ducha.

Gran artículo, sí señor!

Anónimo dijo...

Me ha encantado, simplemente genial.

Quarentined girl

Ana Joven dijo...

Gracias por tu comentario Quarentined Girl! espero que lo de la "cuarentena" no sea por la Gripe "AAAAHHHH!!!".
Un saludete y viva Don Santiago!

natasja grant dijo...

Nena dale caña q tú vales demasiaooooo, muchos besos y ánimos!!!

Ana Joven dijo...

Gracias Natasja!! Tú vales más que toda la dinastía Orange! jijiji!
Muchos besotes y enhorabuena por tu blog y tus "bisujoyas", son preciosas!!

Suny dijo...

Papi, más que sabio,es un genio,aunque no esté muy de acuerdo con todas sus teorias.
Te quiero mucho mañico.

Ana Joven dijo...

VIVA EL AMORRRR!!!!!