viernes, 4 de enero de 2008

¿Leyenda Urbana?


Un día más Don Santiago nos sorprende con nuevas y reveladoras historias para no dormir... esta vez le toca el turno a una leyenda urbana que más vale que se quede en eso: en leyenda... porque si no es como para no volver a confiar nunca más en nadie!


¿LEYENDA URBANA?

Un ciudadano descubre con disgusto que el coche que dejó aparcado frente a su casa ya no está.
Sube a su piso,avisa al trabajo y sale a poner la correspondiente denuncia.

A la mañana del siguiente día ,ve que su vehículo está aparcado en la misma acera y unos metros más abajo de donde estaba cuando desapareció.Está impecablemente limpio y con el depósito de gasolina lleno.

En el interior hay un sobre que contiene dos localidades de teatro y una nota que dice:

“Estimado señor/a.

Pido a Ud. Perdón por haber usado su coche sin su consentimiento.
Es el caso que necesité llevar con urgencia a mi hijita al hospital,no encontré taxi y me ví obligado a forzar la puerta y hacer el puente.
Gracias a poder usar su coche, todo quedó en un susto y mi niña está bien.
Acepte Ud. Éstas dos entradas para la función de teatro de ésta noche junto con mi agradecimiento más sincero”

El buen hombre sube a casa alegre como unas castañuelas y comenta con su mujer que , en el fondo, la gente es buena y cívica.Se arreglan y se van al teatro.

Al regreso de la función ( tres horas después), encuentran la puerta forzada y su casa totalmente vacía.

Eso es “arte” en el negocio de la mangancia y no el zafio tirón de bolso.

(Arsenio Lupin)

1 comentarios:

Un ladrón dijo...

Continuación de la leyenda:

El apesadumbrado matrimonio decide cenar, lavarse los dientes e ir a dormir, cuando reparan en un sobre encima de la mesa del comedor.
Al abrirlo aparecen diversas instantáneas tomadas por los cacos en las que se muestra a los mismos introduciéndose los cepillos de dientes de la infortunada pareja en salva sea la parte.